Cuánta información está siendo utilizada por la industria de gestión de flotas

BLos datos de la IG, o los datos procesados a gran escala por herramientas analíticas, están cruzando las industrias para generar procesos tecnológicos nuevos y mejorados. En la gestión de flotas, esto significa beneficios para el mantenimiento, la seguridad de los conductores y los beneficios generales.

Para obtener un resultado final capaz de sobrevivir a cualquier condición económica del presente y del futuro próximo, la gran tecnología impulsada por datos puede ayudar a las empresas de gestión de flotas a prosperar. La integración de estas herramientas de datos ya ha demostrado su valor en la industria, y el futuro sólo se ve más brillante.

Aquí, exploraremos la gran cantidad de datos que está utilizando la industria de gestión de flotas para producir mejores soluciones de mantenimiento, seguridad y resultados financieros.

Los grandes beneficios de los datos para el mantenimiento de la flota

En cada elemento de la gestión de la flota, los grandes procesos de datos pueden mejorar. Al potenciar las técnicas analíticas como la inteligencia artificial en los procesos de gestión de flotas, los grandes datos están aportando información y una mejor toma de decisiones a través de las cadenas de suministro.


Recomendado: ¿Qué es el Big data?.


Esta tecnología mejorada está haciendo posible las siguientes mejoras en el mantenimiento y la gestión de la flota:

  • Reducción del tiempo de inactividad del conductor y del ralentí
  • Reducción al comportamiento peligroso del conductor
  • Reducción a kilómetros recorridos
  • Mejor seguimiento de los vehículos y los bienes
  • Mejoras en la eficiencia de la ruta

Herramientas innovadoras como el software de rastreo y análisis exploran justo donde pueden ocurrir mejoras en el manejo de la flota. Entonces, esos cambios pueden ser integrados. A través de este proceso, la calidad y el cuidado de las flotas de carga pueden ser manejados con la perspicacia de los expertos.

Para muchas decisiones de eficiencia, los procesos de IA, como el aprendizaje automático, se integran para proporcionar recomendaciones sobre la marcha. Esto es esencial en la navegación y en las estrategias de evaluación de rutas para reducir las millas recorridas y el tiempo de inactividad del conductor. El impacto del aprendizaje automático en la gestión de la cadena de suministro significa que tanto los conductores como los gerentes pueden tomar mejores decisiones en cualquier momento para reducir los costos y el desgaste de los vehículos.

Además, el seguimiento de los activos, que es posible gracias a la disponibilidad de datos, permite una mejor comunicación y una mayor comodidad en la coordinación de los almacenes. La Internet de las cosas (IO) está perturbando la gestión de los almacenes a través de las cadenas de suministro debido a todo el potencial que ofrecen los dispositivos conectados.

La IO permite el seguimiento instantáneo de la flota comunicado con los almacenes, lo que puede maximizar la eficiencia de la carga y el seguimiento del inventario. Además, la tecnología impulsada por la IO puede escanear y diagnosticar la información de los vehículos, mejorando la velocidad con la que se capturan y manejan los problemas.

Toda esta gran tecnología de datos hace que el mantenimiento de la flota sea mejor y más fácil. A su vez, los beneficios para la seguridad de los conductores aumentan exponencialmente.

Grandes datos y seguridad del conductor

Desafortunadamente, los accidentes de trabajo son inevitables. Lo mejor que los gerentes de recursos humanos y seguridad de los empleados pueden hacer en cualquier industria es inventariar los accidentes potenciales y las formas de prevenirlos. En la industria de gestión de flotas, la gran tecnología de datos está ayudando a mejorar estas estrategias de prevención.

Actualmente, grandes datos están siendo utilizados en plataformas de análisis de conductores como Geotab. Esta tecnología utiliza información de rastreo GPS para analizar los patrones de conducción y proporcionar información sobre el uso y desgaste del vehículo. Todo, desde los tiempos de inactividad hasta las fallas de la batería, puede ser rastreado y/o predicho.

Con la disponibilidad de esta tecnología en la industria de la gestión de flotas, se puede transmitir información útil a los conductores para ayudar a mantenerlos seguros. Se pueden predecir y advertir las fallas de los camiones. Se pueden evitar los retrasos y los tiempos de conducción prolongados que pueden dejar a los conductores vulnerables. En última instancia, se puede tener una experiencia de conducción más segura y mejor para todos los conductores de una flota.

En el futuro, la seguridad de los conductores puede mejorarse aún más eliminando a los conductores del funcionamiento directo y constante del vehículo. Con la llegada de los camiones sin conductor a las cadenas de suministro, la función tradicional de un conductor pasará a ser más la de un operador, con el vehículo controlado por la IA capaz de tomar decisiones en fracciones de segundo con una precisión que los humanos no pueden igualar. Esta tecnología puede hacer potencialmente más segura la industria de la gestión de flotas, al tiempo que cambia el trabajo de un camionero para reducir algunos de los riesgos de salud que experimentan actualmente los conductores.

Sin grandes datos, las innovaciones de seguridad del presente y del futuro no serían posibles. Los datos significan procesos más informados, lo que en última instancia puede traducirse en un mejor resultado financiero para las empresas que integran esa información.

Los grandes datos y el resultado final

Las grandes herramientas de datos son esenciales para reducir los costos y mantener la vanguardia en las operaciones de gestión de la flota. A través de los grandes datos, se pueden deducir valiosos conocimientos en el mantenimiento de vehículos, patrones de conducción y técnicas de seguridad que mejoran la calidad de la industria en general. Con el dinero ahorrado en la reducción de los costos de gas, el mantenimiento predictivo que contrarresta los problemas masivos, y las prácticas de conducción más seguras que disminuyen las pérdidas de activos, la industria de gestión de flotas no puede permitirse el lujo de prescindir de grandes conocimientos de datos.

Sin embargo, la integración de los instrumentos de datos requiere una conciencia de la gestión de los datos. Los administradores de las flotas deben entender cómo los datos pueden ayudar a sus procesos generales, aportando conocimientos suficientes para actuar en mejoras eficientes. Afortunadamente, las herramientas disponibles en toda la industria están mejorando todo el tiempo.

Con la IA, la IO y los grandes datos que potencian estas características, la gestión de la flota está cambiando para mejorar los procesos de mantenimiento de los vehículos y la seguridad de los conductores. Todas estas mejoras facilitan a las empresas el recorte de costes, generando así mayores ingresos para un futuro de negocio más seguro y mejor.