Saltar al contenido

Cómo navegar la gestión de cambios de IA como un jefe

8 de junio de 2022

La implementación de inteligencia artificial (IA) puede brindar un mejor rendimiento, procesos optimizados y una mejor toma de decisiones para una organización. Pero la tecnología es solo un componente del éxito de la IA. Las organizaciones también deben integrar soluciones de IA en sus operaciones y hacer que los empleados las adopten en su trabajo diario, y esto puede ser más fácil decirlo que hacerlo.

Las herramientas de IA pueden ser un cambio marcado del status quo. Además, las soluciones de IA pueden ser disruptivas para los negocios habituales, alterando procesos y actividades familiares. Estos factores pueden conducir a la resistencia, una reacción humana natural que pone las iniciativas e inversiones de IA en riesgo de quedarse en el estante y no alcanzar su máximo potencial.

Cuando su organización enfrenta un cambio a gran escala, la única forma de avanzar es administrarlo, y esto es particularmente cierto en un área compleja y en evolución como la IA. ¿Cómo se puede poner en marcha un plan de gestión de cambios de este tipo? ¿Cuáles son los componentes esenciales y con qué acciones puede comenzar ahora mismo? Aquí hay cinco consejos clave.

1. Comience con una visión y ganancias rápidas


Recomendado: ¿Qué es el Big data?.


El éxito de la IA comienza con la visión: lo que desea lograr y qué tan bien se conecta una iniciativa de IA con los objetivos estratégicos de su organización al mismo tiempo que brinda valor. Con tal visión establecida, podrá evaluar sus capacidades actuales, identificar los resultados deseados dentro del contexto de una estrategia organizacional más amplia y crear una hoja de ruta para su viaje de IA. Además, su personal podrá visualizar los hitos a corto y largo plazo necesarios para llegar allí.

Después de mirar el panorama general, es hora de pensar en pequeño. Lance su iniciativa de IA con un programa piloto que genera ganancias rápidas. Involucrará a los primeros usuarios, los convertirá en campeones del cambio y proporcionará las lecciones aprendidas para la implementación de un proyecto incremental.

2. Adopte un enfoque centrado en el ser humano

Con una nueva área de innovación como la IA, es tentador distraerse demasiado con la tecnología llamativa. Resiste esta tentación y concéntrate en cambio en el problema a resolver y en las personas que se beneficiarán de resolverlo.

Ofrezca a los usuarios de IA un sentido de propiedad en cada etapa del ciclo de vida de diseño y desarrollo. Involucre tanto a los usuarios finales técnicos (como los científicos de datos) como a los tomadores de decisiones no técnicos (aquellos que usan el resultado de la solución) en la conceptualización del sistema, la recopilación de requisitos, el desarrollo de la solución, la prueba y la medición del éxito. Tal implementación de IA centrada en el ser humano aumenta la probabilidad de una solución de IA que satisfaga las necesidades de los usuarios y, por lo tanto, se utilice.

3. Empoderar al personal con conocimiento

Las nuevas soluciones de IA a menudo generan preguntas entre los empleados que las utilizarán. ¿Realmente la IA facilitará su trabajo? ¿O el trabajo será más difícil, con una curva de aprendizaje técnico empinada? ¿Cómo sabrán que pueden confiar en la salida del algoritmo? ¿Es esta herramienta de IA solo el primer paso para reemplazar sus trabajos?

El conocimiento es poder, especialmente cuando se comparte de manera proactiva y se enfoca específicamente en abordar los miedos y las preocupaciones. Establezca una base de comprensión y confianza con educación sobre cómo funciona la IA, adaptada a diferentes niveles de conocimiento. Antes de la implementación, brinde una guía clara sobre cómo cambiarán los flujos de trabajo y aclare los roles y responsabilidades cambiantes. Luego, refuerce esta base y estos roles cambiantes con oportunidades de mejora a largo plazo para profesionales, usuarios comerciales y liderazgo.

4. Sea realista y receptivo

A medida que eduque y fomente la adopción, asegúrese de gestionar las expectativas. Si las personas anticipan una experiencia a nivel de ciencia ficción y las herramientas de IA se quedan cortas, será menos probable que los empleados usen esta y otras soluciones de IA y los líderes estarán menos dispuestos a invertir en IA en el futuro.

Comuníquese estratégicamente sobre lo que la IA puede y no puede hacer y el marco de tiempo involucrado. Aproveche esas ganancias rápidas para mantener a los usuarios motivados en las partes del proceso que toman más tiempo (por ejemplo, trasladar pilotos exitosos a pequeña escala a sistemas de producción para uso empresarial).

A lo largo de este proceso, solicite comentarios para que los empleados se sientan escuchados y valorados. ¿Qué pasa con la implementación funcionó bien? ¿Qué podría ir más suave? ¿De qué otras formas podrían los empleados usar la IA en toda la organización? Priorice todos los conocimientos y retroalimente los mejores a la organización para informar los esfuerzos futuros.

5. Cree una comunidad de IA

Mientras se prepara, implementa y mantiene los cambios relacionados con la IA, las conexiones humanas serán el pegamento que mantendrá todo unido. Es fundamental crear una comunidad durante todo el proceso, desde la presentación inicial hasta la implementación y más allá.

Dicha comunidad acelera la comprensión de las nuevas capacidades de la IA al fomentar el diálogo entre los empleados y amplificar la comunicación de arriba hacia abajo. También fortalece la adopción de IA al integrar un sentido compartido de responsabilidad en todos los aspectos de su organización.

Comience por identificar a los empleados que estén interesados ​​en proyectos de IA, luego capacítelos para generar participación de la comunidad a través de herramientas como una plataforma en línea compartida con recursos educativos y oportunidades de proyectos, hackatones para identificar nuevas soluciones de IA y eventos de redes con temas de IA.

Cualquier integración exitosa de IA es el resultado de incorporarla verdaderamente en la forma en que opera su organización. Con un sólido plan de gestión de cambios de IA, centrado en las personas sobre el terreno que implementarán e interactuarán con las soluciones de IA, puede poner en funcionamiento la IA en toda su organización y cumplir plenamente su promesa de eficiencia e innovación.

Sobre los autores

Katie Wrenn es una asociada líder en la práctica de análisis y el negocio de servicios de inteligencia artificial de Booz Allen, a quien le apasiona ayudar a las organizaciones a planificar y navegar por el lado de las personas en la adopción de soluciones habilitadas para inteligencia artificial.

Ernest Sohn es director/principal en la práctica de análisis y el negocio de servicios de IA de Booz Allen centrado en la integración de soluciones habilitadas para IA para clientes civiles federales.

Regístrese para recibir el boletín gratuito insideBIGDATA.

Únase a nosotros en Twitter: @InsideBigData1 – https://twitter.com/InsideBigData1