Saltar al contenido

4 áreas en las que las tiendas de comestibles pueden utilizar el análisis de datos para mejorar las operaciones

5 de mayo de 2022

En esta función especial de invitado, Bagrat Safaryan, cofundador y director ejecutivo de Local Express, analiza de cerca cuatro áreas en las que el análisis de datos puede tener un impacto significativo para los supermercados. Local Express es una vertical de SaaS para la industria de Alimentos y Bebidas (F&B) que se especializa en brindar soluciones de comercio electrónico a minoristas independientes y empresas que buscan la transformación digital. Desde que comenzó la empresa en 2017, Bagrat ha tenido la misión de llevar soluciones de comercio electrónico llave en mano a supermercados y minoristas de alimentos en todo el país utilizando la plataforma Local Express.

En los últimos años, se ha afianzado una inmensa tendencia de digitalización en la industria de comestibles. Los supermercados más pequeños y las tiendas de abarrotes que buscan obtener una parte del pastel del mercado en línea a menudo han recurrido a mezclas para hornear de terceros prefabricadas, lo que reduce su participación general en las ganancias de la pastelería. El resultado: el 59 % de los tenderos está de acuerdo en que sus asociaciones de entrega con terceros no son rentables.

La rentabilidad restringida que enfrentan las tiendas de comestibles cuando utilizan proveedores externos se debe a la pérdida de sus datos, lo que afecta la gestión de inventario, el marketing y el servicio al cliente.

Pero gracias a las nuevas tecnologías fáciles de integrar, si usted es un tendero, puede comenzar a hornear el pastel usted mismo y reclamar la mayor parte como ingresos. La clave aquí es utilizar las tecnologías y recopilar datos propios, analizar relaciones y patrones sistemáticos y adaptar las operaciones de su tienda a sus necesidades y las de sus clientes.


Recomendado: ¿Qué es el Big data?.


Echemos un vistazo más de cerca a cuatro áreas en las que el análisis de datos puede tener un impacto significativo para los supermercados.

1. Gestión de inventario

El corazón de cualquier negocio minorista es su inventario. Un inventario bien administrado garantiza que los consumidores puedan acceder a los productos que desean en cualquier momento. Sin embargo, lo que suena simple al principio puede ser más complejo en la realidad.

En 2021, dos tercios de los compradores en la tienda y el 51 % de los clientes en línea experimentaron productos agotados, lo que resultó en una pérdida de más de $ 3 mil millones para los supermercados en los EE. UU. Si su tienda almacena demasiados productos, debe asumir los costos del deterioro y los estantes con exceso de existencias; si pide muy pocos, corre el riesgo de estantes vacíos y clientes descontentos.

Lo que hace que la gestión de inventarios sea tan desalentadora es la rápida fluctuación de la demanda, la estacionalidad y los retrasos en la reposición de pedidos. La única forma de abordar estos problemas es usar datos para obtener información sobre cómo prevenir cada uno. Con la ayuda de un sistema de punto de venta (POS) integrado, las tiendas pueden obtener y explorar las siguientes métricas:

  • Velocidad de venta de cada categoría de artículo
  • Inventario excesivo
  • Tiempo promedio de deterioro para cada categoría de artículo
  • La estacionalidad influye en las demandas de los clientes
  • Demanda de eventos especiales

A continuación, los supermercados deben impulsar análisis que les ayuden a predecir la demanda futura y gestionar de forma inteligente el reabastecimiento. La idea es reducir los costos causados ​​por artículos que ocupan espacio innecesario en los estantes o se desperdician regularmente.

Cuando tiene el control total de su inventario, puede planificar mejor el reabastecimiento y enviar mensajes de marketing dirigidos para reducir los grandes desabastecimientos o mostrar alternativas si un artículo está agotado. Por ejemplo, si tus datos te dicen que tu último pedido de arándanos se enmohecerá en los próximos días, puedes ofrecer un 50 % de descuento e intentar venderlos todos antes de que eso suceda.

2. Compras en línea

La cuota de mercado de las compras digitales de comestibles está creciendo: el 70 % de los compradores estadounidenses comprarán sus comestibles en línea para fines de 2022. Hoy en día, la mayoría de las tiendas ya tienen un modelo de tienda híbrida, lo que significa que tienen una tienda física y un catálogo en línea. – o están coqueteando con la idea de presentar uno. Sin embargo, el 86% de los tenderos indican que no están satisfechos con su rentabilidad en línea. Si bien los pedidos digitales permitirán obtener aún más datos, el negocio digital de comestibles debe tener un efecto más positivo en la rentabilidad.

Para empezar, los tenderos deben recopilar suficientes datos sobre la cantidad y el volumen de pedidos digitales. Al analizar el costo de la entrega o la recolección en la acera (contratación de personal de entrega), puede determinar la forma más rentable de organizar pedidos digitales (por ejemplo, modelos de suscripción). Podría probar si puede aumentar los precios de los productos al mismo tiempo que promueve tarifas más bajas y un mejor servicio a través de sus propias plataformas de comercio electrónico, sin arriesgar volúmenes de pedidos más bajos o pérdidas de ventas.

Los datos también pueden mejorar la experiencia del cliente al hacer que los pedidos digitales sean más sencillos y, por lo tanto, más rápidos. Los sistemas basados ​​en datos analizan las rutas de las tiendas y crean una lista de recogida optimizada para la eficiencia que ayuda a los recolectores a recoger varios pedidos de una sola vez, lo que también promueve la utilización total de su fuerza laboral.

3. Comercialización

El marketing personalizado es fundamental para atraer y retener clientes a largo plazo. En toda la industria del comercio electrónico, alrededor del 99 % de los especialistas en marketing dicen que la personalización ayuda a mejorar las relaciones con los clientes. Imagine navegar por un catálogo en línea para sus comidas de fin de semana, y todos los alimentos que estaba a punto de empacar ya están en una lista en la aplicación. Pero también puede tomar la forma de comparar una cesta de la compra con la de otros, sugiriendo los artículos más populares. Así es como se ve la conveniencia del cliente hoy en día, y todo está potenciado por el análisis.

Para personalizar los mensajes de marketing, las tiendas de comestibles deben recopilar información sobre los patrones de compra anteriores de los clientes, el abandono de su carrito y la ubicación geográfica. Pero antes de que estos datos puedan ser analizados, primero deben obtenerse legalmente. Por lo tanto, los supermercados pueden recurrir a una herramienta comercial milenaria: reformar las tarjetas de fidelización tradicionales e introducir programas de fidelización que ofrecen beneficios a los clientes cada vez que compran en línea o en la tienda. Es más probable que los clientes que reciben un descuento en sus productos favoritos inicien sesión con frecuencia y alimenten sus sistemas con toneladas de datos valiosos.

4. Rentabilidad

Tradicionalmente, la industria de los supermercados es un negocio de bajo margen, lo que significa que es fundamental lograr un equilibrio entre el costo de los productos y el precio al que los clientes los compran. Aquí, el análisis de datos que tiene en cuenta las cifras de ventas y los comentarios de los clientes ayuda a determinar a qué precio la demanda de los clientes es la más alta. Por ejemplo, las tiendas de comestibles pueden probar diferentes estrategias de fijación de precios y analizar el efecto en los datos de ventas, lo que les permite identificar productos en los que un aumento de precio no afectará necesariamente las decisiones de los compradores (por ejemplo, alimentos de lujo, productos frescos).

El aspecto más emocionante de la fijación de precios es que muchos clientes están dispuestos a pagar precios más altos por sus alimentos, pero solo si obtienen una mejor experiencia de compra a cambio. Esto significa que la primera prioridad de las tiendas debe ser mejorar la experiencia del cliente. Las tiendas deben comprender que tomar atajos dañará sus resultados en la situación actual del mercado. En su lugar, necesitan invertir en sistemas de gestión inteligentes y análisis de big data para ofrecer a los clientes la mejor experiencia de compra posible, tanto en línea como fuera de línea.

Regístrese para recibir el boletín gratuito insideBIGDATA.

Únase a nosotros en Twitter: @InsideBigData1 – https://twitter.com/InsideBigData1