Saltar al contenido

Cuatro formas en que la inteligencia artificial ayuda a los estudiantes a aprender -Grandes noticias de análisis de datos

13 de septiembre de 2020

La IA ayuda a los estudiantesLas preguntas sobre cómo la IA puede ayudar en el aprendizaje son particularmente importantes este año. El 2020 no iba a ser originalmente el año de la IA para la educación. Este artículo contiene algunas formas en que los estudiantes lo encontrarán beneficioso para su proceso de aprendizaje.

Los estudiantes pueden recibir una tutoría más personalizada

La IA educativa permite un enfoque más personal de la enseñanza. ¿Cómo aprenden mejor los estudiantes? Pueden tener más tiempo con un tutor personal. No tienen que moverse al ritmo de la clase. Pueden tener una educación hecha a su medida.

Una IA educativa puede centrarse en cada niño individualmente. Puede reunir más información de la que podría reunir un profesor humano. Esta información puede ser usada para crear un ambiente de aprendizaje específico para cada niño. También puede ser usada para señalar cualquier problema que un niño pueda tener.

La IA puede crear lecciones y planes educativos para cada niño. Podría reducir la necesidad de profesores. Esto no es para sacar a los profesores de las clases. Al contrario, de hecho. Tener una IA que maneje la información en un salón de clases liberará a los maestros. Esto les permitirá centrar su atención en cualquier problema importante que pueda surgir. Los maestros actualmente necesitan preocuparse por todo en un salón de clases. Con la IA, pueden concentrarse en los problemas principales, ¡incluso atraparlos antes de que ocurran!


Recomendado: ¿Qué es el Big data?.


La tutoría personalizada es buena por lo que sabemos ahora. Los niños aprenden de diferentes maneras. Esto puede ser muy perjudicial para cualquiera en un entorno de aprendizaje. El niño sufrirá por no ser capaz de aprender correctamente. Todos a su alrededor sufrirán por su falta. La IA educativa y la tutoría personalizada pueden resolver estos problemas. Revolucionaría el aula.

La tecnología puede presentar el material en términos comprensibles

Cuando estás en un ambiente de clase, la información es presentada por el profesor. Esto significa que sólo hay una forma de presentar el material. Esto puede funcionar para mucha gente. Pero hay diferentes estilos de aprendizaje, y los niños que tienen diferentes estilos de aprendizaje. El mayor uso de la tecnología significa que puedes presentar la información de diferentes maneras.

Internet es un buen ejemplo de esto. Antes, cuando quería escribir mi trabajo, sólo podía acceder a libros sobre el tema. Ahora, Internet me da sitios, libros y videos, entre otras cosas. Internet da un fácil acceso a la información. Esto puede ser muy útil en un ambiente de clase. Ahora, el profesor puede presentar el material de una manera – tal vez la manera «aceptada». Luego pueden incluir enlaces y sitios para diferentes presentaciones. La IA educativa facilita el aprendizaje de los estudiantes.

Todos los profesores saben que no todos los estudiantes en su habitación están al mismo nivel. La tecnología les permite ver la información de diferentes maneras, como se ha dicho. También permite a los profesores jugar con la información que están enseñando. En lugar de presentarla en una sola suma, pueden desglosarla. Tal vez incluso podrían presentar la información de manera que permita a los propios niños desglosarla. La tecnología puede hacer eso, crear diferentes formas de ver la información. Así que un niño que tiene dificultad con los hechos y las cifras puede elegir desglosarla por sí mismo. Esto podría ser en sí mismo una experiencia de aprendizaje: aprender a probar cosas nuevas.

Los estudiantes pueden usar la IA para dar retroalimentación

Uno de los propósitos actuales de la IA en la educación es la retroalimentación. El año 2020 ha dado a los estudiantes nuevas formas de informar sobre la enseñanza en línea, cierto. El concepto de retroalimentación educativa ha existido por más tiempo.

Internet ha permitido que más gente deje las críticas que nunca antes. Esto también es cierto para la educación. Los estudiantes ahora pueden calificar y revisar a sus profesores e instituciones en línea. Pero AI promete algo más. Un buen estudiante de IA podría significar escuchar su opinión sobre todo. Una IA que se involucra en el salón de clases podría registrar la opinión sobre todo. Los estudiantes podrían registrar fácilmente cada opinión e idea que tienen.

Esto ni siquiera necesita hacerse conscientemente. La IA de una clase podría presentar una retroalimentación automáticamente. Se podría configurar para registrar cómo los estudiantes reaccionan a ciertas ideas y lecciones. O la retroalimentación podría ser cotejada con la otra información que recoge.

Sólo en este año, hemos visto los problemas que la enseñanza en línea puede causar. Estos problemas pueden aumentar si no se abordan. Tener más espacio para proporcionar retroalimentación es muy útil en estas situaciones. La IA puede proporcionar el espacio para ello.

Este tipo de IA utiliza el aprendizaje por máquina para trabajar de forma efectiva. Si el aprendizaje automático funciona correctamente, entonces la retroalimentación puede ser por su propio bien. La IA puede reunir información para dársela a los educadores. También puede reunirla por sí misma. Esta retroalimentación puede ser una forma de mejorar a largo plazo.

La IA puede señalar las estrategias pedagógicas más efectivas

Ya sabemos que los niños aprenden de diferentes maneras. No siempre tenemos la capacidad de apoyar esto en el aula. Lo que la IA puede hacer es dar información sobre diferentes tipos de aprendizaje. Los maestros involucrados pueden entonces decidir qué estrategias de aprendizaje son más efectivas.

Está cerca de lo que hace Perfectessay cuando busca calidad en su trabajo. Un programa de IA busca temas, en lugar de que todo el trabajo necesite una mirada real. Este programa puede elegir temas y problemas.

Es lo mismo para la IA educativa en la mayoría de los aspectos. En lugar de buscar cuestiones de calidad, busca las estrategias pedagógicas más efectivas. Una IA está mejor situada para ver cómo aprenden los niños, después de todo. Si los estudiantes usan la IA todos los días, entonces sabrá cómo aprenden. Los maestros pueden usar esta información para ajustar sus propias estrategias. Pueden usar esta información para enseñar de forma diferente, si es necesario. La IA puede decirles lo que funciona y lo que no. Luego pueden cambiar de dirección si es necesario.

Esto funciona para enseñar estrategias que son más agradables y más efectivas. Los niños tienden a aprender mejor cuando están disfrutando. Una IA efectiva puede registrar cuando eso sucede. Cualquier profesor con acceso a esta información puede crear mejores lecciones. Esto a su vez puede conducir a mejores resultados de aprendizaje. Las estrategias más efectivas impulsarán el aprendizaje en gran medida.

Conclusión

Ya sabemos que la tecnología ayuda a la educación de muchas maneras. Funciona mejor después de una cierta curva de aprendizaje, pero funciona. Este artículo sólo contiene algunos beneficios de la educación de la IA. Pero es una buena base para incorporar la tecnología en la educación más a fondo.